DTG vs Serigrafía

Vale, ya tienes tu diseño y quieres plasmarlo en una camiseta, bolso, gorra, o cualquier prenda. ¿Cómo eliges la opción de impresión adecuada?

Existen muchos métodos de impresión, pero los dos más utilizados son: Impresión Directa en Prenda (DTG en inglés) y la serigrafía. Antes de decantarte por una de las dos, debes tener en cuenta varios aspectos que pueden servirte de guía para elegir uno y otro, como

  • Si el diseño se verá bien
  • Si es rentable
  • Si es respetuoso con el medio ambiente

Vamos a ver las diferencias entre estos dos métodos y cuáles se adaptan mejor a cada diseño.

Serigrafía

Este método te permite reproducir una imagen sobre diferentes tipos de material sin que se pierda calidad pese a las repeticiones del estampado. La técnica se lleva a cabo con la transferencia de tinta mediante una malla que se encuentra tensada en un marco.

Se sitúa la malla, unida a un marco para mantenerla siempre tensa, sobre el soporte a imprimir y se hace pasar la tinta a través de la malla, aplicándole una presión moderada con un rasero, generalmente de caucho.

Para esto, es necesario crear una plantilla (la malla) para cada elemento de tu tejido. Una vez hecho esto, los colores y elementos del diseño se aplican capa por capa en el tejido. 

Por eso, cuantos más detalles tenga tu diseño, más tiempo te llevará preparar cada plantilla. En conclusión, mejor que utilices esta técnica en caso de que tus diseños sean sencillos, como tipografías básicas, diseños geométricos, símbolos y formas. Ten en cuenta también que cada color se aplica individualmente, por lo que la serigrafía se suele utilizar para diseños con pocos colores. 

El precio final de tu pedido de serigrafía dependerá del número de colores de tu diseño y de las pantallas necesarias para realizarlo.

¿Es la Seriagrafia respetuosa con el medio ambiente?

Si te dedicas a la impresión, debes tener en cuenta cómo afecta tu negocio al medio ambiente. Como la serigrafía es un proceso largo, la mayoría de personas que utilizan este método normalmente suelen realizar pedidos al por mayor (no merece la pena optar por la serigrafía si vas a imprimir en pocas prendas).

¿Qué pasa con esto?

Que si tus productos no se venden, te acaban sobrando, y se tiran, y acaban en vertederos o quemados, lo cual contribuye a la contaminación y a generar residuos, además de que las tintas que se utilizan son de plastisol no biodegradables.

Así, que si te decantas por este método de impresión, asegúrate de que tus productos vayan a venderse para no generar este tipo de residuos contaminantes.

DTG – Impresión Directa en Prenda

La impresión directa en prenda es una técnica que consiste en rociar la tinta sobre el tejido. Con este método, las fibras del tejido absorben la tinta, por lo que los colores se integran en la tela. Es como imprimir sobre papel, pero en ropa.

A diferencia de la serigrafía, con la DTG puedes imprimir diseños que contengan muchos detalles e incluso fotografías

Lo que sí que tienes que tener en cuenta si optas por este método, es que tienes que evitar las transparencias. Los elementos que no sean del todo opacos no dan buenos resultados con la impresión DTG, porque las impresoras tratarán de rellenar el color faltante esparciendo la tinta. Por eso, lo mejor es utilizar colores sólidos.

Con la impresión DTG, todo el diseño se imprime al mismo tiempo. Y, al no haber límite de colores, no requiere de una gran preparación previa, por lo que tus pedidos se gestionan tan pronto como se reciba el archivo de impresión.

¿Es respetuosa con el medio ambiente?

Esta técnica es más sostenible que la serigrafía, porque te permite imprimir los productos de uno en uno (sin ser al por mayor). Los productos solo se imprimen una vez han sido comprados por el cliente final y así te ahorras imprimir un montón de productos que luego quizás no se vendan y tengas que tirarlos.

Entonces, ¿qué método es mejor?

Ambas técnicas ofrecen resultados de calidad, pero el dinero y el tiempo que tienes que invertir en cada una varían bastante.

En esta tabla te mostramos las principales diferencias entre estos dos métodos para que lo tengas más claro si todavía no te has decidido por uno:

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.